Cosas que haces y lastiman profundamente a tu madre

Es muy común tener discusiones con tu propia madre, a veces son más leves y a veces más profundas. 

Es inevitable porque pasamos mucho tiempo cerca de ellas, ya sea en la convivencia o en la vida en general y a veces puede agotar estar tanto tiempo con la misma persona.

Pero a veces esas discusiones que tal vez a ti no te afectan tanto o se te pasan más bien rápido, a ella le duelen y mucho. Por eso en esta nota te contaremos cuáles son así puedes evitarlas y llevarte bien con ella.

Cosas que puedes hacer que lastiman profundamente a tu madre

Las madres suelen tener el amor más incondicional de todos, siempre están allí para apoyarte, para contenerte, para escucharte, para ayudarte, entre muchas otras cosas.

La indiferencia

Si hay algo que a cualquier persona le hace mal es la indiferencia, pero especialmente a una madre le hace muy mal. Ellas suelen estar siempre para ti y lo que más quieren es ayudarte o acompañarte. Si tu la ignoras o la dejas de lado, le partes el corazón.

Solo tienen buenas intenciones, a veces pueden ser un poco sobreprotectoras, detallistas, entre otras cosas, pero siempre quieren lo mejor para ti. Ella solo quiere formar parte de tu vida, saber qué haces, si estás feliz, qué necesitas. Trata de no ignorar nunca a tu madre y de incluirla en tu vida y tus proyectos, la harás más feliz de lo que crees. 

El Conflictos entre hermanos

El que te pelees con alguno de tus hermanos es tremendo para tu madre. No pueden tolerar que haya conflictos entre sus propios hijos. Aunque traten de ocultarlo entre ustedes, ella lo sabrá y le hará mucho daño.

Piensa en toda la felicidad que le causa a tu madre verte a ti y a tus hermanos, a la familia reunida y contenta. Si piensas en eso, dejarás de pelearte con tus hermanos para estar en armonía y poder compartir con ella y todos tus hermanos un gran momento.

La Falta de reconocimiento

Una madre posiblemente nunca te dirá que quiere más reconocimiento o más valoración de tu parte hacia su persona, pero si no le has prestado atención a esto Últimamente, tal vez puedes revisarlo.

Puedes reconocerla en un abrazo, un beso, en un agradecimiento, en una caricia, en ayudarla para ir hacer las compras, en hacerle un favor, en ir a buscarla solo para llevarla a pasear a donde a ella le gusta, regalarle algo que sabes que es de su preferencia, estar atento a sus necesidades y sus gustos.

Follow and like us:
error20

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *