Famosa Tarta de queso japonesa: Un pastel tan suave y esponjoso como el algodón!

La diferencia de este pastel esta en la textura y no en el sabor, el pastel de queso japonés es mucho más ligero y esponjoso, debido a las claras montadas. Sube mucho en el horno, y queda como una especie de soufflé.

Ingredientes para un molde redondo de 20 cm y 6,5 cm de altura

  • 250 g. queso Philadelphia o queso crema
  • 50 g. mantequilla ablandada
  • 100 ml. leche entera
  • 120 g. yemas de huevo
  • 3 g. sal fina
  • 8 ml zumo de limón
  • 70 g. harina de trigo
  • 50 g. maicena
  • 250 g de claras de huevo a temperatura ambiente
  • 130 g. azúcar
  • Precalentamos el horno a 160º C (320º F) con calor arriba y abajo. La rejilla o la bandeja, la pondremos en la parte más baja del horno (es decir, en la primera altura de abajo hacia arriba).
  • Tamizamos juntas la harina de trigo y la harina fina de maíz. Reservamos.

**Ponemos en un bol el queso crema y la mantequilla, les agregamos la leche caliente y mezclamos con la batidora eléctrica, lo justo para que queden bien integrados.

**Añadimos el zumo de limón, la mitad del azúcar  y las yemas una a una, mientras batimos.

**Agregamos las harinas tamizadas y mezclamos nuevamente hasta que se hayan integrado.

**Por último, ponemos la vainilla y volvemos a mezclar. Reservamos.

En otro recipiente, montamos las claras. Es importante recordar, que para que las claras monten correctamente, los utensilios que utilicemos deben estar libres de grasa. Por lo que es recomendable limpiar muy bien las varillas de la batidora y luego frotarlas con medio limón.

En cuanto empiecen a crecer las claras, les agregamos poco a poco el resto del azúcar. Para esta receta no hay que batirlas en exceso, en cuanto formen picos suaves, ya están listas.

A continuación, agregamos las claras en tres partes al resto de la mezcla. Lo hacemos con movimientos envolventes, usando una espátula, para mantener el volumen de las claras, que es lo que hace que la tarta quede muy esponjosa.

Una vez están integradas las claras a la mezcla, la ponemos en el molde. Ponemos agua caliente en el recipiente que vamos a usar para el baño de María.

Llevamos al horno por espacio de unos 60 minutos. El tiempo de horneado puede variar dependiendo del horno y de la altura del molde que hayáis utilizado.

Pasados los 60 minutos, verificamos que la superficie de la tarta está firme y con un ligero color dorado.

Antes de servirla, es recomendable dejarla  en la nevera como mínimo una hora.

Follow and like us:
error20

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *