Zanahoria, limón y miel, sacará la gripe, sanará la tos y limpiará tus pulmones de la flema, prepáralo de esta forma…

Muchas personas tienen la costumbre que al enfermarse, lo primero que hacen es acudir a un doctor y si bien esto no está del todo mal, muchas veces perdemos tiempo y dinero cuando la solución la tenemos en nuestro hogar.

Hay muchas enfermedades que son sumamente comunes, como la gripe la cual algunas veces puede causar episodios de tos con mucha flema y esto la verdad es que nos enloquece pues muchas veces la tos no nos deja ni dormir.

Aunque hay muchos expectorantes que podemos adquirir en la farmacia pues muchos pareciera que nos empeoran la tos y pues eso no es lo más ideal y pues por esa razón es que las personas buscan soluciones mucho más efectivas.

Es importante que sepas que no solo los jarabes para la tos pueden ser la solución pues hay remedios caseros y totalmente naturales que pueden funcionar de las mil y un maravillas y uno de ellos te lo traemos el día de hoy.

No más tos ni flema

El tener tos con flema es señal de que nuestros pulmones están llenos de ella y pues la única y mejor solución es limpiarlos y pues eso no lo hacen los jarabes sino remedios caseros como el que te enseñaremos a preparar el día de hoy.

Este remedio se prepara con la combinación de algunos ingredientes naturales que probablemente ahora tengas en tu cocina y es que son sumamente comunes para la preparación de algunos platos, pero al combinarse son un alivio para tus pulmones.

Esta combinación es de zanahoria, limón y miel y muchas personas alrededor del mundo la han probado y han dicho que de verdad que es excelente y les a mejorado mucho su salud, así que no te quedes atrás y aprende a prepararla.

Ingredientes

  • Zanahoria (5-6 unidades)
  • Limón (1 unidad)
  • Miel (4-5 cucharadas)

Preparación y consumo

Lo primero que debes hacer es lavar muy bien la zanahoria y en una olla cocínalas por unos 5 o 6 minutos o hasta que ablanden y tritúralas con ayuda de un tenedor. Luego de triturarlas procede a agregar los demás ingredientes e incorpora muy bien. Almacena en un envase con tapa y refrigera.

Solo debes tomar 4 o 5 cucharadas al día hasta que ya sientas que te has mejorado lo suficiente.

Ahora que sabes cómo preparar este expectorante casero pues no esperes más y pruébalo y disfruta de sus propiedades tan beneficiosas.

Follow and like us:
error20

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *